¿Cómo se hace un proyecto de Realidad Virtual?

El proceso de producción de la realidad virtual depende mucho del tipo de imagen que se quiera proyectar a través de las gafas.

Realidad Virtual para edificios ya construidos

La realidad virtual en el sector inmobiliario y en arquitectura no solo se utiliza para mostrar proyectos en fase de construcción, sino también para proyectos ya terminados. Esto último suele ser común en grandes inmobiliarias en las que desde un mismo punto venden inmuebles en diferentes puntos geográficos. De esta forma, el cliente puede ver las instalaciones reales y pasear por ellas sin necesidad de desplazarse. En estos casos, el proceso de producción se simplifica bastante. Solo se necesita una cámara que capte imágenes en 360º y realizar un montaje.

Realidad Virtual para edificios en construcción

Este proceso es más complejo que el anterior, ya que hay que levantar un edificio que aún no existe. En primer lugar, se crean los renders de todas las partes del proyecto que se quieran exponer. A continuación se añaden todo tipo de detalles y efectos para conseguir un resultado hiperrealista. Por último, se aplican los renders a una forma esférica para convertirlos en 360º y poder así crear la sensación de inmersión completa al proyectar las imágenes a través de las gafas de realidad virtual.
Cuando el producto que se crea es una imagen 360, este proceso estaría completo con lo explicado en el párrafo anterior. Sin embargo, si se trata de un recorrido virtual, la complejidad aumenta, puesto que hay que crear un montaje de vídeo en 360º. Y si vamos un paso más allá y creamos un producto interactivo, tendríamos que desarrollar una aplicación que permitiese controlar la escena en tiempo real.

Leave a Reply